La flor de Nochebuena

Canal Portugal| Europa Mediterranea

La Flor de Nochebuena es uno de los principales iconos de la Navidad. En muchas partes del mundo, las celebraciones de la época navideña y de fin de año se adornan con esta flor de origen mexicano.

Su nombre en náhuatl, lengua original que hablaban los antiguos pobladores del centro de México, es Cuetlaxochitl y significa “flor color de fuego”.

En 1834, recibió su nombre científico Euphorbia pulcherrima; el término euphorbia la identifica como parte de la familia de plantas que contienen latex en su sabia y pulcherrima significa “la más bella”.

La Cuetlaxochitl también es conocida en otros países como Estrella de navidad, Estrella federal, Flor de navidad, Flor de Pascua, Pastora y Poinsettia en los Estados Unidos de América, en honor a su divulgador.

Se cree que Moctezuma el gran tlatoani mexica, encontró la flor en el sur de México y la llevó a los jardines de su palacio en Tenochtitlán. Los sacerdotes mexicas utilizaban la flor para practicar ritos o para usos medicinales.

Posteriormente, en el siglo XVII, la flor de pétalos color de fuego, recibió el nombre de “flor de noche buena” o “flor de Pascua” por monjes franciscanos, que la utilizaban para adornar los altares de los primeros templos, las procesiones conmemorativas de la Navidad y la fiesta del Santo Pesebre. Es de las pocas plantas que florecen en invierno.

Por su belleza, es llevada a Europa en el siglo XVII y más tarde, en el siglo XIX, se comenzó a utilizar como ornato de los templos religiosos. Se sabe que la Basílica de San Pedro fue adornada con flores de nochebuena, la noche del 24 de diciembre de 1899. Desde entonces el Vaticano utiliza esta flor mexicana para adornar sus altares durante las festividades navideñas.

Fue Joel R. Poinsett, Embajador de los Estados Unidos de América en México de 1825 a 1829, aficionado a la botánica y maravillado por esta flor, quien la llamó “Poinsettia”. Fue así como se le conoció en los Estados Unidos y en algunos países de Europa, a donde el Embajador la envió como un regalo diplomático.

Hoy en día, la flor de Nochebuena con sus pétalos de rojo encendido y el verde de las hojas, da color a las festividades decembrinas en México sumándose a otras costumbres, como las posadas, las piñatas o el tradicional pavo, para celebrar la Navidad.

Compartir: