La rosca de Reyes…

Canal Portugal| Europa Mediterranea

En México este pan es el postre tradicional y favorito posterior a la época navideña. Tiene un origen y significado muy interesantes.

Veamos…

El Origen. Se dice que todo comenzó con los romanos durante sus festejos al dios Saturno, quienes tenían la tradición de colocar una moneda dentro de un dulce como forma de juego. Quien encontraba “el tesoro”, se convertía en rey por un día.

Mas tarde, con la llegada e influencia del cristianismo, este juego tomó un valor más simbólico y religioso.

La rosca de Reyes nos recuerda el pasaje bíblico en el que los Reyes Magos van en la búsqueda del Rey de los judíos, nacido en Belén, para adorarlo.

Los Reyes Magos informaron de ello a Herodes, rey de Judea, y este, temeroso de perder su trono, también mando a sus soldados a buscar al Niño, pero para asesinarlo. San José, advertido en sueños por un ángel, decide emprender con María la huida hacia Egipto y esconderse para proteger al recién nacido.

Es así como la Rosca de Reyes recuerda la búsqueda de los Reyes Magos para encontrar al Niño, y el escondite por la que tuvo que pasar la Sagrada Familia.

Se dice también que durante el reinado de Luis XV la rosca de Reyes se popularizó en Europa. El monarca francés invitó a otros nobles a cenar, y pidió un postre especial, el cual tenía dentro una sorpresa.

Posteriormente, se acostumbró comer este roscón en la fiesta de la Epifanía del Señor (también conocida como Día de Reyes). En ese proceso el “roscón de Reyes” llegó a España. De ahí, paso a tierras americanas, donde se hizo popular. En México se adquirió esta costumbre y hoy en día, se preparan deliciosas variedades de la rosca de Reyes.

Algunos significados: La rosca de Reyes representa -para los cristianos- el círculo infinito del amor de Dios; no tiene ni principio ni fin.

Las frutas secas y cristalizadas que las adornan simbolizan las joyas de la corona de los Reyes Magos, y, a su vez, el amor, la paz y la felicidad.

El muñequito escondido refleja los tiempos en los que la Sagrada Familia tuvo que huir a Egipto y ocultar al Mesías para protegerlo del cruel Herodes.

La persona que encuentra al Niño en la rosca se convierte en el padrino o madrina, por lo cual, el 2 de febrero tiene que invitar a comer tamales el Dia de la Candelaria o presentación del niño.

El cuchillo con el que se parte la rosca también tiene su valor simbólico: representa el peligro en el que se encontraba el Niño Jesús.

Mas allá del simbolismo, el acto de “partir la rosca” está relacionado con la comunión que se tiene con la figura del niño Jesús. Por ello, año con año las familias mexicanas suelen degustar y compartir la rosca de reyes que se integró a la cultura culinaria de nuestro país.

Compartir: