Las Posadas

Canal Portugal| Europa Mediterranea

Son las fiestas que se celebran a lo largo de los 9 días antes de la Navidad. Empiezan el 16 de diciembre y concluyen la noche del 24 de diciembre.

En México, cuando hablamos de las Posadas se hace referencia a la festividad dedicada a celebrar el acto o representación de abrir las puertas de casa a los Santos peregrinos, es decir, ofrecer posada a la Virgen María y a San José.

Esta celebración, que incluye la degustación de bebidas como el ponche, el reparto de canastas de dulces, encender velitas y luces de bengala, entonar letanías y romper la tradicional piñata, tiene un origen religioso.

La historia nos cuenta que las posadas son resultado de la adaptación de una tradición azteca por parte de los conquistadores españoles. Los antiguos mexicanos celebraban durante el mes del Panquetzaliztli (diciembre) la llegada de su Dios Huitzilopochtli. Estas fiestas comenzaban el 6 de diciembre con una duración de 20 días y consistía en colocar banderas en los árboles frutales y estandartes en el templo principal.

Con la llegada de los españoles se establecen los festejos llamados “misas de aguinaldo”, que se celebraban del 16 al 24 de diciembre. Dichas misas eran realizadas al aire libre, en donde se leían pasajes religiosos y se realizaban representaciones alusivas a la Navidad; lo que hoy conocemos como Pastorelas. Además, se daban pequeños regalos a los asistentes conocidos como “aguinaldos”.

Después de la Independencia de México, la costumbre de acudir a las celebraciones de las “misas de aguinaldo” desapareció casi en su totalidad. Mas adelante, algunos creyentes las rescataron y las llevaron al cabo en sus propias casas; naciendo así la tradición de las “Posadas”.

La forma de celebrar las Posadas ha ido cambiando con el tiempo. Sin embargo, continúan prevaleciendo los cantos, la comida tradicional y sobre todo la celebración de la unión de las familias y amigos. Los antojitos, buñuelos y las frutas de la temporada forman parte importante de esta festividad.

¡Pero el elemento más significativo de estas fiestas es romper la piñata!

Compartir: