Poker de Ases

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

En el Día Internacional de la Mujer, el recuento de cuatro de ellas incrustadas a fuego en el alma nacional.

  1. A simple vista el callejón tendido por los realistas no tenía salida: la vida de su hijo Francisco,
Compartir:

Santa Teresa la Nueva

Canal VaticanoCartas del embajador

Al resguardo del añejo enrejado que protegía la intimidad de las monjas a su canto coral en oficios religiosos, las mujeres en edad de merecer, con olor a quedadas o de plano solteronas, pasan largas horas de súplica, golpes de pecho y lágrimas en esperanza del milagro: No le hace que sea feo, pobre o tartamudo. Es Santa Celeste, las reliquias cobijadas por una figura de porcelana vestida de novia. La mártir del rey Abderramán II convertida en patrona de las que buscan marido.

Compartir:

200 años de la promulgación del Plan de Iguala

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Al regocijo de la tropa y el estruendo de los cañones, el 24 de febrero de 1821 se levantó al vuelo la primera bandera de México como nación independiente: Verde blanco y rojo, en reflejo de los puntos centrales del Plan de Iguala que integraba en uno los ejércitos insurgente y realista: Independencia, Unión y Religión. Al centro un escudo del Regimiento de Infantería custodiado por estrellas.

Compartir:

“La mano de Obregón”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante al Santa Sede.

Al estruendo de risotadas y choque de copas de coñac, mi general explicaba el hallazgo de su mano y antebrazo derecho despedazados al fragor de un cañonazo villista en la hacienda de Santa Ana del Conde, Guanajuato: -Lancé una moneda de oro hacia arriba y el despojo brincó para atraparla. Guardado como reliquia por el medico que lo operó,

Compartir:

“Palacio de Miravalle”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría

Vestido con un tosco sayal, a contrapelo de su extraordinaria riqueza como latifundista urbano, Francisco Sergio Iturbide cobijaba el amplio patio del Palacio de Miravalle con solo un par de sillas y decenas de esculturas del oaxaqueño Mardonio Magaña, una de las cuales preside aún el escenario desde el descanso de la señorial escalera. “Las Comadres” había sido regalada a Coyoacán… y decomisada ante el abandono.

Compartir:

“La patria es primero”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Al desaliento por el fusilamiento de los caudillos y su tenaz hostigamiento por vía de la guerrilla permitió mantener viva la flama libertaria. Lanzada toda la furia realista en su contra, llegaría la bandera blanca antes que la derrota. Y el jefe contrario, Agustín de Iturbide, convocó al pacto. Un abrazo selló la unidad en el último escalón de la anhelada independencia.

Compartir:

“Barrio de San Pablo”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Surgido de las entrañas del mejor colegio agustino de su tiempo, en el barrio de San Pablo, el Hospital Juárez fue presencia vital en tres guerras: la invasión de Estados Unidos de 1847, la invasión francesa de 1863 y la revolución. En sus viejas paredes surgió la leyenda de “La Planchada”, una enfermera de impecable uniforme albo y sin arrugas,

Compartir:

“Chava Flores”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Obligado, por las inconveniencias de la necesidad y la necedad de los caseros en cobrar la renta, de niño Salvador Flores Rivera recorrió uno a uno todos los barrios capitalinos: La Merced, Indianilla, Santa Julia, Chorrito… donde abrevaría de la vida de las vecindades. El cuadro de la Virgen de Guadalupe y los calendarios de Helguera (El idilio de los volcanes,

Compartir:

“Teatro Virginia Fábregas”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Del que fuera desde finales del siglo XIX el Teatro Renacimiento, en la calle de Espaldas del Hospital de San Andrés, hoy Donceles, surgiría en 1906 el Teatro “Virginia Fábregas”, la casa de la diva, abuela de Manolo Fábregas, donde sólo había teatro, ni zarzuela ni opereta. De pronto, Don Juan Tenorio de José Zorrilla, cargada la Fábregas por su esposo a sus 70 kilos.

Compartir:

“Refranes”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

El primero de todos, el compendio, la brújula dice que en los apuros y afanes pide consejo a los refranes. La abuelita los traía cocidos en la piel para extraerlos en el momento justo y el lugar exacto: “Árbol que crece torcido…” o “el que a sus hijos consiente va engordando una serpiente”. Naturalmente, el consejo sabio se apuntalaba en algún platillo de la mesa habitual,

Compartir:

“México en guerra”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

En el insólito de la presencia de los expresidentes Emilio Portes Gil, Abelardo L. Rodríguez, Pascual Ortiz Rubio y Lázaro Cárdenas, templete frente al Palacio Nacional a zócalo lleno, Manuel Ávila Camacho sonaba solemne. México le declaraba la guerra a las potencias del Eje:  Alemania, Japón e Italia. Era el 30 de mayo de 1942. Era el luto por los doce marinos caídos de los 37 de tripulación del barco petrolero Potrero del Llano;

Compartir:

“Cartas de amor”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Al compás de las mujeres de su tiempo, Rosario De la Peña y Llerena atesoraba un pequeño baúl con las cartas de amor recibidas, distinguiendo la diversidad con un pequeño listón rojo: ya Manuel Acuña, ya Manuel M. Flores, ya José Martí, ya Ignacio Ramírez “El Nigromante”, ya Luis G. Urbina. Un tomo mayor de poesía romántica alfombrando el paso de su orgullo,

Compartir:

“Felipe Carrillo Puerto y Alma Reed”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Separadas unos metros, abiertas una en 1924 y otra en 1966, a las tumbas de Felipe Carrillo Puerto y Alma Reed las engarza una historia de amor, en cuyo corazón está la canción “Peregrina”, joya de la inspiración yucateca, firma al calce del músico Ricardo Palmerín y el poeta Luis Rosado Vega. La mujer de ojos claros y divinos llegó de Estados Unidos a narrar la grandeza maya.

Compartir:

“Manuel Tolsá”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Pleno de celo por la perfección de su obra maestra, la estatua ecuestre del monarca español Carlos IV, el arquitecto valenciano Manuel Tolsá presenció el vaciado en bronce del molde en la huerta del Colegio de San Pedro y San Pablo, aspirando los vapores de la tremenda hornaza, cuyo veneno cobraría como tributo la pérdida de su dentadura. Hombre generoso,

Compartir:

“María Grever”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Un año antes de su muerte, el escritor Carlos Montemayor, tenor, romántico, bohemio, grabó un disco con sus canciones a las que pocos se atreven. La primera vez, 1920, fue la voz inaudita de José Guadalupe Mojica quien estremeció a Nueva York. Era “Júrame”, era el sentimiento, el alma de una mujer atormentada por el sufrimiento. María Grever, la niña prodigio,

Compartir:

“Réquiem por los hermanos Rodríguez”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Dos de noviembre de 1962, doble luto en México. La celebración de los muertos en pleno velorio de un niño de 20 años con estatura de gigante. Ricardo Rodríguez no había salido de la curva peraltada del Autódromo de la Magdalena Mixhuca. Eran las cinco de la tarde cuando el cronómetro se paró. El piloto que había logrado recorrer los cinco kilómetros de pista en 2 minutos 40 segundos,

Compartir:

“La Villita”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

A su caudal de destellos llegaría, en 1957, el primer museo de cera de la Ciudad de México: la degradación del vicio con rostro de prostituta vieja y hombre vencido sobre la mesa, con aderezo de un Jorge Negrete en función de gallero y un Cantinflas a la usanza clásica. La ruta la pintó, exacta e intacta, el paisajista José María Velasco,

Compartir:

“Manuel Acuña”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

En el último escalón de la melancolía, Manuel Acuña juega su último volado el 6 de diciembre de 1873 a la brutal corrosión del cianuro. Dos dracmas y un vaso de agua cierran el último capítulo de su corta vida. El cuerpo inerte  del estudiante de medicina lo arropa el suelo helado de su minúscula celda del antiguo Palacio de la Inquisición.

Compartir: