“Felipe Carrillo Puerto y Alma Reed”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Separadas unos metros, abiertas una en 1924 y otra en 1966, a las tumbas de Felipe Carrillo Puerto y Alma Reed las engarza una historia de amor, en cuyo corazón está la canción “Peregrina”, joya de la inspiración yucateca, firma al calce del músico Ricardo Palmerín y el poeta Luis Rosado Vega. La mujer de ojos claros y divinos llegó de Estados Unidos a narrar la grandeza maya.

Compartir:

“Manuel Tolsá”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Pleno de celo por la perfección de su obra maestra, la estatua ecuestre del monarca español Carlos IV, el arquitecto valenciano Manuel Tolsá presenció el vaciado en bronce del molde en la huerta del Colegio de San Pedro y San Pablo, aspirando los vapores de la tremenda hornaza, cuyo veneno cobraría como tributo la pérdida de su dentadura. Hombre generoso,

Compartir:

“María Grever”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Un año antes de su muerte, el escritor Carlos Montemayor, tenor, romántico, bohemio, grabó un disco con sus canciones a las que pocos se atreven. La primera vez, 1920, fue la voz inaudita de José Guadalupe Mojica quien estremeció a Nueva York. Era “Júrame”, era el sentimiento, el alma de una mujer atormentada por el sufrimiento. María Grever, la niña prodigio,

Compartir:

“Réquiem por los hermanos Rodríguez”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Dos de noviembre de 1962, doble luto en México. La celebración de los muertos en pleno velorio de un niño de 20 años con estatura de gigante. Ricardo Rodríguez no había salido de la curva peraltada del Autódromo de la Magdalena Mixhuca. Eran las cinco de la tarde cuando el cronómetro se paró. El piloto que había logrado recorrer los cinco kilómetros de pista en 2 minutos 40 segundos,

Compartir:

“La Villita”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

A su caudal de destellos llegaría, en 1957, el primer museo de cera de la Ciudad de México: la degradación del vicio con rostro de prostituta vieja y hombre vencido sobre la mesa, con aderezo de un Jorge Negrete en función de gallero y un Cantinflas a la usanza clásica. La ruta la pintó, exacta e intacta, el paisajista José María Velasco,

Compartir:

“Manuel Acuña”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

En el último escalón de la melancolía, Manuel Acuña juega su último volado el 6 de diciembre de 1873 a la brutal corrosión del cianuro. Dos dracmas y un vaso de agua cierran el último capítulo de su corta vida. El cuerpo inerte  del estudiante de medicina lo arropa el suelo helado de su minúscula celda del antiguo Palacio de la Inquisición.

Compartir:

“El árbol de la Noche Triste”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Al oscuro cómplice de la noche la infamia anónima volvería el horror al barrio de Popotla. Era el 2 de mayo de 1872. Era, a la distancia, escribiría Manuel Rivera Cambas, como un colosal candelero. El árbol de la Noche Triste cobijado por las llamas, acaso para matar en el símbolo el recuerdo. La derrota de la codicia. “Murieron,

Compartir:

“El hombre del corbatón”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Figura estelar, epicentro del desaparecido museo de cera de la calle de Argentina en el viejo barrio universitario, el hombre del corbatón convocaba a la mirada mustia de los preparatorianos. Su figura frágil protegida, por una gran capa negra. Sus ojos negros. Su chalina negra a manera de corbata de moño, en homenaje, decía, a los burgomaestres pintados por Reembrand.

Compartir:

“Paladín de la Ciudad de México”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Indómita a jaculatorias, rogativas y preces al cielo, la tormenta rompió la procesión de san Mateo Evangelista con proa a la Catedral, y de pasadita las formas: Dieguitos, Agustinos; Franciscanos, golpeaban portones en pos de refugio. El agua se volvía torrente al ingreso de los empapados hermanos. Era domingo. Era el 21 de septiembre de 1629. Era el primero de tres días de lluvia sin tregua que inundaría dos varas las calzadas de San Antón,

Compartir:

“Constitución de 1917”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

De todo aquello que fue, un siglo después, quedan algunas curules, el abanico de rostros de los diputados y la pluma con que se firmó el documento final.  El difícil parto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. El legajo escrito a mano en impecable letra Palmer. La mansión, hoy museo, donde vivió sus últimos tres meses el presidente Venustiano Carranza.

Compartir:

“Las aventuras de Tláloc”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Una aciaga mañana de marzo de 1964 llegó a San Miguel Coatlinchán (“Hogar de las serpientes”) una terrible notificación: el gobierno federal se llevaría el monolito que por siglos había representado el atractivo turístico del lugar. La acción fue rápida: la piedra de 167 toneladas que representa a Tláloc, dios de la fertilidad de la tierra, fue atada con alambres a una colosal plataforma jalada por dos cabezas de tráiler,

Compartir:

“Ecos del corazón”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

“Llegaba al altar, feliz esposa / ahí la alcanzó la muerte / aquí reposa”. La frase está escrita a manera de epitafio en una tumba del Panteón de San Fernando. Es Dolores Escalante. Es el amor desgarrado por el destino de José María Lafragua. El abogado, el ministro en el gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada, sucesor a su muerte de Benito Juárez,

Compartir:

“Convento de San Fernando”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Despojado de campanas, saqueados sus tesoros, herido su retablo barroco tras el cierre de sus puertas al rigor de las leyes de reforma, en 1867, al triunfo de la república, el aristócrata Julio Limantour, padre del jefe de los “científicos” porfiristas, reclamó el convento de San Fernando al presidente Benito Juárez a cambio de las armas que le había entregado… a los dos bandos.

Compartir:

“Gandolfo”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

En lo que fuera una villa romana donde el emperador Domiciano construyera un palacio entre los años 81 y 96, utilizado como sitio de reposo y veraneo de los papas a partir de Urbano VIII, en el siglo VII. Años después, en mil 200, la familia Gandolfo de origen genovés erigiría un castillo cuya propiedad se integraría a los Estados Pontificios.

Compartir:

“Pensador Mexicano”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Cercano el soplido de la muerte, el puño y letra colocó dos últimos deseos: Colocar a pie de sepulcro una lápida simple; “Aquí yace el Pensador Mexicano, quien hizo lo que pudo por su Patria” y “mandó que no me velen. Las veladas son inútiles a los enfermos, pero muertos de nada sirven sino en divertir holgazanes y tal vez enfermar más a los deudos”.

Compartir:

“Le decían ‘Rey del Pulque'”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Construida en 1884, primera a nivel urbano del arquitecto Antonio Rivas Mercado, la casona de cantera en tres niveles contempló la destrucción del convento de Santa Isabel y el largo parto del Palacio de Bellas Artes. La calle cambió su nombre de El Calvario a Puente de San Francisco, Poniente 4 y al fin Avenida Juárez.

Compartir:

“Aquellos calendarios”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Calificados por el cronista Carlos Monsiváis como “El encanto de las utopías en la pared”, los calendarios o almanaques cobijaron de colorido las paredes del México de los 40, 50 y 60. La lujuria selvática de los campos chicleros de Quintana Roo en la cocina de cazuelas colgadas; el Abrazo de Acatempan en el trazo idílico en la cacariza pared de la oficina del director de la escuela rural;

Compartir:

“Basílica papal de San Pablo Extramuros”

Canal VaticanoCartas del embajador

Por Alberto Barranco Chavarría, embajador de México ante la Santa Sede.

Remitida la memoria universal de la visita a Roma hacia la basílica de San Pedro en el Vaticano, solo una parte de la ola peregrina alcanza la segunda mayor del mundo, una de las cuatro mayores de la ciudad eterna, dedicada ésta a la otra columna central de la iglesia católica: el apóstol San Pablo, cuya escultura monumental, espada en ristre, 

Compartir: