Se extiende una invitación afectuosa para compartir una tradición que nos ha acompañado en los duelos más profundos por siglos. El Día de Muertos en México es una celebración para recordar y homenajear la vida de los que se fueron. Un dispositivo cultural único que permite realizar un memorial efímero en forma catártica y lúdica, con aromas, sabores, melodías y los colores que más les gustaban a nuestros difuntos. Con sus fotos y objetos preferidos departimos cada año con con ellos, como si estuvieran ahí.


Realiza tu ofrenda y camino de flores como parte del proyecto “Una ofrenda de México para el mundo” de la artista mexicana Betsabeé Romero. A continuación, podrás ver los tutoriales y descargar los formatos para cada elemento, así como consultar la playlist de Día de Muertos y las recetas que han sido preparadas para la activación de tu altar desde cualquier parte del mundo. No olvides compartir tus fotografías en redes sociales con el hashtag #OfrendadeMexicoalmundo

An affectional invitation to share with the world a very important Mexican tradition “Day of the Dead”. A celebration that has accompanied our multiple and painful bereavements for centuries. A unique cultural device in the world, to honor the life of those who passed away during this difficult year. An experiential and participative memorial DIY at your place to celebrate our beloved ones with all kind of memories like: pictures, their favourite food, drinks, aromas and everything that would make us connect as if they were celebrating with us.


Make your Ofrenda and flower path as part of the project “An Ofrenda from Mexico to the world” by the Mexican artist Betsabeé Romero. Below, you will find tutorials and you can download the templates for each element, as well as listen to the Day of the Dead playlist and the recipes that have been prepared for the activation of your Ofrenda from anywhere in the world. Do not forget to share your photos on social media with the hashtag #OfrendaFromMexicoToTheWorld

Descargar plantillas

Recetas

Pan de Muerto

INGREDIENTES:

3 1/2 tazas de harina.

225 gramos de mantequilla.

2 huevos.

1 1/4 tazas de azúcar.

1/2 taza de agua.

2 cucharadas de ralladura de cáscara de naran- ja.

22 gramos de levadura.
7 yemas de huevo.
1/4 de cucharadita de sal.

1 cucharada de agua de azahar (si no encuen- tran pueden sustituirlo por 2 cucharadas té de anís preparado y bien cargado).

PREPARACIÓN:

En un recipiente poner la levadura junto con media taza de azúcar y el agua que debe estar tibia (cuidado que no esté caliente) para que la levadura se active.

Al poco tiempo comenzarán a salir burbujas de la mezcla y eso quiere decir que la levadura ya está “despierta” pero si eso no ocurre hay que repetir el proceso.

Sobre la mesa de casa o en una batidora (para hacer pan), poner el harina, 1/4 de taza de azúcar, LA RALLADURA DE NARANJA, LA SAL Y AGUA DE AZAHAR O EL TÉ ANÍS E INTEGRAR LOS INGREDIENTES POCO A POCO; agregar los dos huevos enteros así como las yemas y la levadura.

Amasar hasta que la mezcla este suave y sea manejable. No se preocupen si al principio la mezcla parece una especie de engrudo que no se logra despegar de la mesa, es normal.

Al final agregar la mantequilla a temperatura ambiente y en cubos. Al principio se volverá un poco gomosa, después irá tomando cuerpo.

Deben amasar hasta que la mezcla se separe de la mesa pero eso lleva su tiempo así que ánimo. No olviden apartar un poco de masa para hacer los huesos y el cráneo del pan de muerto.

Una vez que lograron la masa deben dejarla descansar tapada con un paño húmedo, o con papel film, en una parte tibia de la cocina hasta que doble su tamaño gracias al efecto de la levadura consideren esto a la hora de elegir el recipiente donde la pondrán para que cuando doble el tamaño la mezcla no se desborde.

El siguiente paso es desgasificar la masa, es decir amasen de nuevo eliminando el gas que se formó.

Ahora hay que separar una parte de la masa para las decoraciones (o huesitos) y con el resto formar los bollos del tamaño que quieran que sean sus panes y colocarlos en una charola con suficiente espacio entre ellos, considerando que van a duplicar su tamaño.

Con la masa apartada hacer los huesitos y el cráneo (la bolita) del pan.

Batir el huevo que no se utilizó y a forma de pagamento usarlo para colocar los huesos al pan así como la bolita del centro.

Dejar reposar los panes, aproximadamente durante una hora, en una zona tibia de la cocina para que dupliquen su tamaño.

Precalentar el horno a 200 grados Celsius, meter los panes durante 15 minutos y bajar la temperatura a 180 grados para hornear por 20 minutos más o hasta que el pan esté listo.

Dejar enfriar.

Aparte mezclar un cuarto de taza de agua y otro de azúcar y llevar al fuego hasta que el azúcar esté disuelta.

Con el jarabe obtenido barnizar los panes y espolvorear el azúcar restante.

Si quieren darle un giro interesante a su pan, pueden sustituir la ralladura de naranja por alguna de limón, toronja o mandarina.

Además pueden darle otro sabor si le agregan los pétalos de dos flores de cempasúchil, lo que además le otorgará un color único.

Dulce de Calabaza

INGREDIENTES:

1 calabaza mediana aproximadamente 2 a 2-1/2 kilos

2 pequeños conos de piloncillo * aproximada- mente 500 gramos

3 palitos de canela mexicanos enteros o cortados por la mitad

1 naranja cortado en rodajas (opcional) 4 tazas de agua
Elaboración paso a paso

Corte la calabaza en secciones de 3 “, cada porción. si prefieres usar las semillas por separa- do retira las semillas y las cuerdas, o puedes cocinarlas también con el jarabe. Coloca los conos de piloncillo, palitos de canela y rodajas de naranja en una olla grande y pesada.

Agrega cuatro tazas de agua y gira el fuego a medio-alto hasta que comience a hervir. Los conos de piloncillo empezarán a disolverse, revuelva de vez en cuando. Una vez que el piloncillo se ha disuelto, coloca algunas piezas de calabaza con el lado de la piel hacia abajo y luego el resto de la calabaza con la piel hacia arriba. Si ves que las piezas no están cubiertas con el líquido del piloncillo, no se preocupe, la calabaza liberará algunos de sus propios jugos, y el vapor también ayudará con la cocción.

Baja el fuego, cubra la olla y cocine a fuego lento. Cocina por unos 20-30 minutos, estará lista cuando la calabaza esté tierna, y se hayan empapado de algunos de los jarabes.

Una vez que la calabaza se cocina, retírala de la olla con una cuchara ranurada grande y trans- fiérala a una bandeja, cubra con papel de alumi- nio para mantener el calor mientras el jarabe sigue cocinando y se reduzca.

Regresa el jarabe a ebullición, subiendo el fuego a medio alto. Mantenga la cocción revolviendo de vez en cuando hasta que se espese. Regresa los pedazos de la calabaza a la olla y agrega cucharas de jarabe por todas partes de la cala- baza.

Sirva la calabaza caliente o a temperatura ambiente con una llovizna de jarabe o en un cálido plato de leche. Los sabores de calabaza serán mejores al día siguiente, así que guarda algunos para más tarde.

Notas

El piloncillo también es conocido como panela, es vendido en mercados latinos, o grandes tien- das de comestibles en la Sección de Alimentos Latinos.

Otras especias, como el clavo y el anís, las puedes añadir.

Lista de reproducción musical sobre el Día de Muertos / Playlist allusive to the Day of the Dead  

El 2 de noviembre coloca caminos de pétalos de flores naturales al exterior de tu casa. Que dichos pétalos formen caminos que lleven hasta los quicios de las puertas de los hogares donde hubo un difundo y, de ser posible, se unan los caminos de varios altares en los barrios del mundo.

Compartir: